Access

Klinikum Herford (Alemania)

Salud y seguridad: El Klinikum Herford confía en el Galaxyport Protect de Wanzl para una protección fiable contra infecciones

El hospital, como centro de atención médica, desempeña un papel fundamental durante la actual pandemia del coronavirus. Aquí, la garantía sanitaria y la protección contra infecciones deben ser totalmente prioritarias. Por esta razón, el Klinikum Herford, cerca de Bielefeld, ha optado por una solución inteligente de Wanzl que les permite implementar medidas de protección preventivas durante la pandemia: desde hace poco, un Galaxyport Protect controla el acceso automático con protección contra infecciones en el vestíbulo.

Marco Kauling, médico de urgencias y miembro del equipo de gestión de crisis sanitarias del Klinikum Herford, explica la importancia de las medidas de control: «El gobierno ha indicado pautas claras para protegernos del virus, especialmente para nosotros como hospital, dado que en ningún otro lugar es tan vital como aquí, donde tratamos a grupos de riesgo que son particularmente propensos a contraer el virus. Además, no estamos en disposición de prescindir de personal. Tenemos un total de 800 camas en el hospital, el 70 % de las cuales están ocupadas actualmente. Condicionar el acceso al edificio con la comprobación de la temperatura corporal y el uso de protección de mascarilla era, por tanto, imprescindible». Para la implementación de un concepto de gestión de visitantes, el Klinikum Herford se guió por las recomendaciones del RKI (institución gubernamental para el control y prevención de enfermedades) y los requisitos ministeriales del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia. «Desde la pandemia del Covid-19, estamos comprometidos con una gestión estandarizada de los visitantes. Condicionamos el permiso de visita con el valor actual de incidencia de 7 días. Si este es demasiado alto, aplicamos una prohibición general de entrada. Mientras tanto, solo emitimos permisos excepcionales para las visitas», continúa explicando Marco Kauling. Si el valor está dentro de un rango aceptable, pueden venir al hospital unos 150 visitantes al día, así como de 70 a 100 pacientes externos, a quienes solo se les permite el paso una vez que se ha comprobado que no tienen fiebre y que llevan mascarilla. Gracias al Galaxyport Protect de Wanzl, el hospital puede ahora automatizar y estandarizar estos procesos de control. El Galaxyport Protect comprueba a cada visitante de forma fiable, segura y rápida con una cámara de imagen térmica conforme a la norma DSGVO.

Wanzl_Klinikum Herford_Galaxyport Protect (2).jpeg

Si la temperatura de su cuerpo está dentro del rango normal y lleva mascarilla, la puerta giratoria automática de cristal de seguridad monocapa transparente se abre inmediatamente. Si se detecta una temperatura elevada, habrá un conserje listo para tomarle la temperatura de manera personal. Si se confirma la fiebre, se deniega el acceso de la persona en cuestión, a fin de garantizar la protección de los pacientes y también del personal. Kauling expresa su satisfacción: «Gracias a la solución de acceso automático con cámara integrada, hemos simplificado el sistema de control de manera significativa. El Galaxyport Protect fue rápido de instalar y ha facilitado enormemente nuestros procesos diarios. Hemos logrado evitar la formación de largas colas y el control es también más cómodo para nuestros visitantes». Gracias a su diseño modular, el sistema de acceso también puede configurarse individualmente y los anchos de paso pueden adaptarse en función de los requisitos del cliente y de las condiciones arquitectónicas del edificio.

Wanzl_Klinikum Herford_Galaxyport Protect (3).jpeg

Con el Galaxyport Protect, el Klinikum Herford está listo para hacer frente a los casos de coronavirus este invierno. Además del control, la documentación de los datos también forma parte de la gestión de los visitantes: se exige a cada visitante que rellene un cuestionario de manera anticipada para poder rastrear rápidamente las cadenas de contagio en caso de crisis. Después de entregar el cuestionario en la puerta, se comprueba finalmente la autorización de acceso. Únicamente los empleados tienen acceso al edificio de manera independiente. Según Kauling, la razón es sencilla: «Confiamos en que nuestros empleados acatan las normas bajo su propia responsabilidad y que controlan su estado de salud. Están formados y sensibilizados con la materia, por lo que no es necesario un control diario a través del Galaxyport Protect. El control de acceso es solo para personas externas».

Para Kauling, este control también tiene un valor intrínseco: «Queremos remarcar lo delicado que es acudir a un hospital. Introducir y propagar el virus puede tener consecuencias fatales para nuestros pacientes. Por ello, nosotros y nuestros empleados tenemos la responsabilidad de tomar todas las precauciones que estén en nuestras manos». Todo el complejo de edificios del hospital incluye 18 zonas en nueve plantas. Todas las personas que entren en el edificio principal se encontrarán con un camino que les llevará a través del vestíbulo a los ascensores para llegar a las distintas plantas. Ante ellos encontrarán el Galaxyport Protect, situado en el centro del vestíbulo como punto de acceso. Junto a este se hallan los separadores de espacios de Wanzl, de acero inoxidable y cristal de seguridad monocapa, para indicar todavía mejor el recorrido. Todos los demás puntos de acceso se han cerrado para optimizar la gestión de los visitantes durante la pandemia: la esclusa de acceso de Wanzl regula el acceso al edificio en la entrada principal. Al mismo tiempo, proporciona un acceso sin barreras y sirve como una salida de escape segura, ya que, en caso de incendio, los brazos pivotantes de cristal de seguridad monocapa se abren de forma automática.

Wanzl_Klinikum Herford_Galaxyport Protect (1).jpeg

El concepto del sistema de acceso en el hospital ha sido desarrollado y modificado constantemente por el departamento de Construcción y Tecnología en colaboración con Wanzl. Ralf Klemme, jefe de Construcción y Tecnología del Klinikum Herford, recuerda: «Nuestros requisitos de acceso cambiaban constantemente debido al Covid-19. En los últimos seis meses hemos aprendido mucho sobre la naturaleza y el curso de la enfermedad y, por lo tanto, hemos podido revisar constantemente los procesos, como la señalización del recorrido. Wanzl se ha mostrado muy flexible a la hora de cubrir nuestras peticiones en todo momento. Gracias a esta adaptación continua hemos sido capaces de implementar el proyecto con un excelente resultado.

¿Mantendrán esta tecnología después del Covid-19? Así lo predice Kauling: «No cabe duda de que el mundo hospitalario cambiará como resultado de la pandemia, especialmente en lo que respecta a la gestión de visitantes. Los hospitales se adaptarán a nuevos y mejores conceptos de higiene cuando traten con personas externas. El uso de mascarilla y el control de la temperatura contribuyen de manera importante a  prevenir el contagio, que es una prioridad máxima en todos los hospitales. El Galaxyport Protect no solo simplifica nuestros procedimientos, sino que también contribuye a tener un mayor sentido de responsabilidad, en beneficio de la salud propia y, por supuesto, de la de los demás.