3 resultados

Serie SP

Los carros de transporte de Wanzl están hechos para mover objetos pesados o voluminosos. Las diferentes series se utilizan tanto en tiendas especializadas como en almacenes. Con los prácticos carros de la serie SP puede desplazar fácilmente tableros y encimeras de trabajo para la cocina. Equipados, a elección, con una plataforma antideslizante de madera o de varilla, permiten llevar con facilidad objetos grandes y pesados de centros de bricolaje y de materiales de construcción de la estantería a la caja, pasando por el aparcamiento y hasta el vehículo propio.

Carro de transporte especial SP2 M

Transportadores universales para muebles, accesorios y artículos de decoración

Carro de transporte especial SP5

Para la compra en centros de bricolaje y materiales de construcción

Carros de transporte especial SP2, SP3, SP4

Transportar cargas de manera cómoda y manejable

Serie T para profesionales

Bajo el nombre de serie T, Wanzl reúne los carros de transporte para comercios de bebidas, Cash & Carry o centros de bricolaje. Es decir, de manera general para comercios donde los clientes compran muchos productos distintos con unos pesos muy variados. Un clásico probado entre los carros de transporte es el modelo T26B, que dispone de una amplia plataforma de carga de madera y posee una cesta de rejilla situada debajo de los mangos ergonómicos. Esto permite a los clientes transportar elementos pequeños separados de las grandes cajas de bebidas o sacos de tierra o similares. Según la oferta del comercio en cuestión, el modelo T26B también se ofrece en una versión más pequeña o sin cesta de rejilla. A la hora de diseñar sus carros de transporte, Wanzl se adapta por completo a las necesidades de sus clientes de los ámbitos más diversos. 

Las ruedas son determinantes

Sin unas buenas ruedas, un carro de transporte no vale ni la mitad. Todos los carros de autoservicio o de transporte de Wanzl despuntan por su probada tecnología: las denominadas ruedas Wanzl-Bonded-on, que ofrecen una elevada capacidad de carga y aseguran la estabilidad direccional y un movimiento suave. La superficie de rodadura de los carros de transporte está fabricada de goma, en parte con anillos de protección de plástico. Algunos modelos poseen una quinta rueda montada en el centro que facilita la dirección y evita que el carro se vaya desviando en pendientes.