3
Jun
Hotel

Redefinición de la hospitalidad hanseática en el ibis budget Bremen City Center

La esclusa de acceso Galaxy Gate de Wanzl da la bienvenida a los huéspedes a una de las salas de desayuno a mayor altura de Bremen

Urbanidad: su abstracción se considera el paradigma de la planificación urbana moderna. Tanto en espacios privados como públicos, es sinónimo de autenticidad, diversidad y estilo de vida en la mente de los habitantes de la ciudad. Estas facetas se combinan entre sí para lograr un objetivo central de desarrollo urbano: el sentimiento de acogida. Se trata simplemente de abrir una puerta detrás de la que se halla un trocito de hogar. Para el conjunto recién construido en la estación de la ciudad hanseática de Bremen, esta afirmación funciona como definición tanto a nivel interno como externo. 

El complejo de edificios exteriores llamado «City Gate» señala a los visitantes el camino desde la estación de tren hasta el centro de la ciudad. El Hotel ibis budget Bremen City Center, que se encuentra en su interior, da la bienvenida a los huéspedes con una Galaxy Gate de Wanzl. En el sexto piso, otra esclusa permite acceder a una de las salas de desayuno a mayor altura de la ciudad.

El cubo, diseñado por la renombrada firma de arquitectura Max Dudler, con su amplia fachada de hormigón y cristal, es lo primero que ven los visitantes de Bremen cuando salen de la estación. Se trata, literalmente, de la puerta de entrada a la ciudad, con un impresionante diseño hanseático tradicional. El edificio está dividido en dos mitades complementarias que albergan oficinas y el hotel, respectivamente. El diseño del complejo hotelero presenta un ángulo agudo, y los huecos de la fachada realzan aún más el efecto dinámico del edificio. Como guiño expresionista, se pretende hacer referencia a la historia arquitectónica de Bremen, de forma que se relaciona el pasado arquitectónico con la modernidad urbana. En el interior de este edificio de siete pisos se halla el Hotel ibis budget Bremen City Center desde la primavera de 2019. El concepto del Grupo Accor, en cooperación con su clásico socio franquiciatario Success Hotel Group, se centra en un diseño contemporáneo de ambiente fresco e informal. O resumiéndolo en una palabra: urbanidad. Un equipamiento práctico con estilo moderno a un precio justo define la imagen de la cadena hotelera.

El ibis budget Bremen City Center dispone de 194 confortables habitaciones con baños modernos distribuidos en cuatro pisos. El desayuno continental, que se puede reservar, tanto para llevar como para disfrutar en la sala de desayunos previa reserva, permite a los huéspedes comenzar el día con mucha energía. El acceso a la sala de desayunos es sencillo y fluido gracias a la esclusa de acceso Galaxy Gate de Wanzl.

Wanzl_Galaxy Gate im ibis budget Bremen city center© Wanzl   (3).jpg

Los factores decisivos para la instalación de un sistema de control de entrada automático en la zona de desayunos fueron la optimización de la atención personal y la gestión sostenible de alimentos y bebidas: «Nuestro servicio de desayuno es opcional, es decir, nuestros huéspedes pueden reservarlo junto con su pernoctación o espontáneamente al realizar el registro de llegada en la recepción. Por consiguiente, reciben su autorización de acceso a través de un ticket con código de barras. La autentificación automática permite a nuestro personal centrarse plenamente en el cuidado de nuestros huéspedes.

Además, la esclusa nos ayuda a mantener una visión general del número de huéspedes que aprovechan nuestra oferta de desayuno», explica Caroline Nguyen, jefa de Comunicación de Success Hotel Group. «Con las nuevas normas de salud y seguridad, el acceso organizado se ha vuelto más importante, por ejemplo, para poder mantener las distancias entre los huéspedes a la hora del desayuno». La autentificación es rápida y fácil mediante un escáner de código de barras en la esclusa. Una vez que se ha concedido la autorización, el brazo articulado de cristal de seguridad monocapa les abre el paso hasta la mesa del desayuno.

Wanzl_Galaxy Gate im ibis budget Bremen city center© Wanzl   (8).jpg

Además de los aspectos funcionales, el concepto del hotel también requiere un alto grado de diseño para su sistema de acceso. El diseño interior de la sala de desayunos del ibis budget Bremen City Center mezcla un estilo chic limpio y cosmopolita con mobiliario de los años 60, de manera que se corresponde con exactitud con el carácter urbano que rodea al edificio.

El abundante uso de cristales a nivel del suelo permite que entre la luz del día, además de ofrecer una perspectiva despejada de la ciudad. Análogamente al diseño exterior, el interior también recurre al hormigón ligero y natural. El instrumento arquitectónico que lleva a cabo la conexión espacial, y que se puede ver en el cubo del edificio de dos partes de la City Gate, se adapta al interior del complejo hotelero al permitir una transición fluida entre la sala de desayunos y el vestíbulo del hotel. El suelo de parqué de imitación de roble transmite la sensación de sala de estar, con grandes paneles longitudinales de madera contorneando la estancia. De esta manera, proporcionan privacidad sin limitar el espacio.

Wanzl_Galaxy Gate im ibis budget Bremen city center© Wanzl   (20).jpg

Entre la madera y el hormigón visto, el colorido de los asientos destaca todavía más, mientras que las mesas de color blanco puro con aspecto de bistró quedan en un segundo plano. La Galaxy Gate, fabricada con acero inoxidable y vidrio, se integra discreta y elegantemente en este concepto arquitectónico global. Separa el vestíbulo de la zona de desayunos y manteniendo la sensación de apertura de la estancia. Los frentes de cristal de seguridad monocapa de las puertas giratorias permiten una vista clara del ambiente de diseño amplio. Los materiales claros y puristas de la esclusa destacan menos que el colorido y multifacético diseño interior.

Los elementos LED de la esclusa, que se iluminan en azul, verde o rojo según el estado operativo, se corresponden con los detalles de color de la pared y el mobiliario. Los brazos giratorios acristalados están personalizados con el logotipo de la cadena hotelera, cuya iluminación ambiental azul encaja discretamente con el esquema de colores del techo y las paredes. El concepto de color global crea una atmósfera agradable, mientras que los coloridos bloques de rayas y los dibujos de luces blancas sobre un fondo azul aumentan aún más la sensación de amplitud. Como también se come con los ojos, una vez que se siente aquí a desayunar, no querrá marcharse tan rápido. «La hospitalidad ha sido siempre nuestra principal prioridad», explica Nguyen. «Con su diseño minimalista, la Galaxy Gate encaja a la perfección con nuestro objetivo de crear una experiencia hotelera natural.

División a través del refinamiento: esta es la filosofía tanto del diseño interior como del conjunto del edificio. Tanto en el vestíbulo como en la zona de desayuno o en el complejo hotelero y de oficinas, las estancias siempre están enfrentadas y, sin embargo, basta con abrir una puerta para pasar de una a otra a través de la Galaxy Gate, como símbolo que representa la City Gate. ¿El resultado? Un espacio definido con una atmósfera acogedora.