29
Jun
Access

Sencillamente, para sentirse a gusto

Wanzl garantiza un pago relajado con el cajero automático V21 de MySpa Múnich

Para alejarse de la vida cotidiana y sumergirse en una sensación de bienestar. Muchas personas sueñan con tomarse un tiempo para sí mismos y sus necesidades y relajarse en un ambiente tranquilo y relajante en plena ciudad. Esto es lo que ofrece el MySpa de Múnich a sus clientes que, con su innovador concepto, presenta una atractiva alternativa a los baños termales convencionales y a los hoteles de bienestar. Además de un ambiente relajado, la empresa se centra en un servicio igual de tranquilo para sus huéspedes. Para una gestión rápida y sin complicaciones de los procesos de pago en el establecimiento, el proveedor de bienestar optó por el cajero automático V21 de Wanzl Access Solutions.

El concepto de MySpa se basa en la idea de transportar a los clientes a su oasis de paz personal: Para una máxima relajación, se les proporciona su propia zona de spa individual. MySpa garantiza una experiencia de bienestar sin estrés de principio a fin, desde la reserva hasta la estancia y el pago. Puede reservarse en línea cómodamente, de forma económica y con poca antelación. El servicio está diferenciado e individualizado para cada cliente a través de tres categorías de MySpa denominadas Wellzone: clásica, prémium o exclusiva. El concepto, que ofrece espacio para hasta tres personas por zona, garantiza la máxima privacidad y discreción con la máxima garantía de relajación.

Wanzl_Kassenautomat V21_MySpa München (3).jpg

Los precios dependen de la duración de la estancia, de las categorías de Wellzone reservadas y de los servicios adicionales. Independientemente de si se reserva para una o varias horas, solo o en pareja, con aperitivos y bebidas, con música, sauna o hidromasaje: aquí la relajación siempre forma parte de un paquete completo. El cliente es el rey y puede organizar su estancia individualmente según sus deseos e ideas. En la recepción de MySpa el personal recibe a los huéspedes de manera individual y les acompaña a su zona de spa. En su primera visita, también se les da una tarjeta RFID que les proporciona acceso a las instalaciones, abre las taquillas y hace que las futuras estancias y reservas sean aún más fáciles. Además, las visitas a MySpa liberan a los huéspedes de cualquier preocupación gracias a la innovadora tecnología de Wanzl. Los servicios adicionales reservados pueden pagarse cómoda y fácilmente en el cajero automático V21 del vestíbulo al final de la visita al spa. «Elegimos el V21 de Wanzl para ofrecer a nuestros huéspedes un registro de salida tranquilo y sin complicaciones al final de su día de spa y así completar nuestro servicio de manera integral», dice satisfecho Dahlak Andeghergis, gerente de la filial de MySpa de Múnich. «El funcionamiento intuitivo y la navegación del menú interactivo no solo garantiza a nuestros huéspedes toda la comodidad necesaria para efectuar el pago, sino que la gestión de los procesos de pago sin asistencia por parte del personal también significa que nuestros empleados pueden ocuparse plenamente de las necesidades de los huéspedes en las zonas de spa. El V21 ha sido un verdadero descubrimiento que optimiza nuestra oferta de bienestar».  

El cajero, que se encuentra en el centro del vestíbulo y se integra discretamente en la pared de madera, presenta el diseño de un smartphone de gran tamaño, brillante, elegante y moderno. «Las luces LED combinan a la perfección con los elementos azules de nuestro diseño interior en términos de color y dan a la interfaz de usuario un marco visualmente atractivo», explica Dahlak Andeghergis. «De esta manera creamos un marco general armonioso que refleja la filosofía de MySpa». El menú de navegación interactivo del V21 guía a los huéspedes a través de las diversas opciones y procesos de pago después de su estancia en el spa, sin estrés y de manera intuitiva.

Wanzl_Kassenautomat V21_MySpa München (1).jpg

Cada paso se muestra en la pantalla táctil de 21''. Asimismo, las tiras de luz LED indican el estado de funcionamiento de las respectivas áreas de la estructura del cajero automático. Si parpadean, están listas para su uso. Por tanto, permite al visitante saber de manera inmediata lo que tiene que hacer. «Para poder satisfacer plenamente los deseos de nuestros huéspedes también en este aspecto, decidimos, tras consultarlo con Wanzl, ofrecer la opción de pago en efectivo, con tarjeta de débito y tarjeta de crédito», explica Andeghergis. «Gracias a los amplios conocimientos de Wanzl en materia de seguridad, comodidad, pago y diseño, hemos conseguido que una visita a MySpa sea aún más cómoda para nuestros huéspedes y les ofrezca la mejor experiencia de bienestar posible».