14
Feb
Retail

Edeka Schätz en Núremberg

Moderno y exclusivo: así es el nuevo paraíso de los compradores

  

Ver, sentir, oler, escuchar, degustar... Los sentidos apenas son ya necesarios al comprar en la era del comercio electrónico. Ahora buscamos un artículo, lo elegimos y realizamos el pedido. Sin embargo, quien todavía recuerde lo que eran las compras familiares de los sábados sabe que comprar puede ser todo un acontecimiento. Dulces de colores, el aroma a pan recién horneado, un trozo de queso para probar en el mostrador de quesos... Los especialistas minoristas de Wanzl demuestran que comprar con los cinco sentidos en establecimientos físicos sigue siendo una experiencia excepcional. En su último proyecto de instalación comercial, los líderes en innovación de Leipheim transforman el supermercado Edeka de la familia Schätz en Núremberg en un paraíso a la moda para los compradores.

«El objetivo principal era lograr un diseño interior exclusivo y único que reflejara la filosofía y los estándares de calidad de la familia Schätz y de Edeka como marca», revela Tino Pilharcz, director de gestión de cuentas clave en Edeka National, para Wanzl. En un área de ventas de aproximadamente 2500 m² con estilo industrial moderno y elegante, el cliente logra sumergirse en diversos mundos de deleite. La sección de frutas y verduras lleva al comprador a un «mercado de agricultores». Gracias a los tonos cálidos terrosos y elementos de madera, la frescura de los productos queda en primer plano; de esta forma, se consigue que los clientes de la región hortícola de Franconia tengan sentimiento de nostalgia. La gran cercanía a la naturaleza también se aprecia en las paredes decorativas de musgo y las luces colgantes de madera. La luz natural hace destacar a la perfección las frutas y verduras, como ocurriría en el mercado de un auténtico granjero. Por otro lado, la sección de confitería ofrece un espíritu más lúdico. Los corazones de los más golosos se aceleran cuando ven los elementos giratorios del techo y las letras de color cobre que versan «tienda de golosinas» en estilo retro en los estantes. El robusto sistema de estanterías de alambre de auténtica tecnología Wanzl mantiene una estructura de alambre fino a nivel visual y coloca el producto en primer plano. El sistema de estanterías, que puede montarse sin herramientas en pocos minutos, es un elegante compañero de compras de muy alta calidad.

Wanzl_EDEKA_Schaetz_Nuernberg_klein__1_.jpg

La verdadera tecnología puede apreciarse especialmente en la sección de vinos del supermercado. Botellas de vino de todo el mundo casi parecen estar flotando. Las paredes de ladrillo y una iluminación especial de diseño individual con pantallas hechas con cajas de vino auténticas le dan al cliente la sensación de entrar en una bodega. Pero, ¿qué sería un buen vino sin una baguette recién horneada? Bajo el lema escrito por los diseñadores de Wanzl con letras grandes en la pared, «Hornear es amor en forma de masa», Edeka Schätz presenta todo tipo de manjares en la sección de productos horneados. El «área adyacente», que es la «sección de meriendas», ofrece un diseño inteligente. Encantados por el maravilloso aroma de los productos recién horneados, los clientes adquieren diversos productos alimenticios. En especial, si se va con prisa, la sección de meriendas le ahorra al cliente un tiempo valioso durante la pausa del almuerzo o cuando hace la compra al salir del trabajo.

Wanzl_EDEKA_Schaetz_Nuernberg_klein__5_.jpg

Una vez encontrados los productos que se desean en las diversas secciones transparentes, la zona de cajas del Edeka Schätz da la bienvenida a los clientes con paneles revestidos de madera cálida. Una presentación llamativa de los productos en las cajas genera comprar de forma impulsiva. La experiencia de compra del cliente continúa incluso después de pagar. Hay varias ofertas gastronómicas que dan el toque final perfecto a una experiencia de compras exitosa.

Wanzl Shop Solutions combina calidez y modernidad en la tienda Edeka de la familia Schätz y ofrece una experiencia de compra agradable en un establecimiento físico con gran delicadeza práctica y técnica. Tino Pilharcz resume un proyecto exitoso en todos los sentidos: «El supermercado no se puede reducir a solo un punto destacado en una sección determinada. En nuestra opinión, todo el supermercado cautiva gracias a su concepto fantástico, moderno y único».

Descargas